1224: en Italia, Francisco de Asís declara haber recibido los estigmas o heridas de la pasión de Jesucristo.